icon-cart Created with Sketch. icon-lupa Created with Sketch.

Mi carrito

* Recuerda que para hacer una compra el valor minimo es $50.000

Total

$ 0

imageName

VINOS DEL MES

¡Malbec Argentino, una historia fascinante que debes conocer!

Generación tras generación, la familia Catena Zapata, ha sabido aprovechar al máximo las condiciones geoclimáticas de sus viñedos con el fin de producir los mejores vinos de las regiones en donde se encuentra. La bodega ha sido reconocida por su rol pionero en haber hecho resurgir la variedad Malbec y haber descubierto los terroirs de altura extrema al pie de los Andes.

Si bien esta familia entendió como aprovechar los recursos que se encontraban en Argentina para producir los mejores vinos con esta cepa, el Malbec no siempre estuvo en América, y mucho antes de llegar hasta Mendoza, se vio forzada a pasar por muchos cambios con el fin de volver a resurgir después de casi su extinción.

La historia de esta cepa es realmente interesante, puesto que sin la ayuda de una gran casa vinera no hubiese sido posible el renacimiento de esta variedad. Queremos enseñarte más de esta historia para que aprecies como la determinación de unas personas pueden generar gran impacto en la cultura del vino y en la sociedad.

Durante la edad media, hacia el año 1152, luego de que el rey de Francia anulara su matrimonio con Eleanor de Aquitania, Eleanor decide contraer un nuevo matrimonio con el rey de Inglaterra Enrique II. Junto con su nuevo esposo, Eleanor da origen al surgimiento de una nueva tendencia donde se bebía Malbec en la mañana, tarde y noche. Líderes de todo el mundo visitaban su corte con el fin de deleitarse con su famoso vino elaborado con Malbec, conocido en ese entonces por “El Vino Negro” gracias a su profundo color e intenso sabor.

En 1855 los mejores vinos franceses eran clasificados en base a su prestigio. Del 40 al 60% de estos vinos se elaboraban con Malbec y el porcentaje restante, con la segunda variedad más importante es ese momento, conocida como Cabernet Sauvignon.

Llegado 1860, la plaga de la phylloxera, oriunda de América, se expandió por Europa devastando las principales zonas vitivinícolas de Francia. Los europeos lograron salvar sus vides plantándolas en suelo americano, sin embargo, tanto el Malbec como el Cabernet Sauvignon, siendo variedades de ciclo vegetativo largo, se estaban viendo muy afectadas por las adversidades climáticas de estas nuevas tierras. Los franceses de burdeos tenían serios problemas con las cosechas durante las lluvias, y viendo que el Malbec era muy difícil de cultivar y prosperar debido a los bajos rendimientos que ofrecía la vide, decidieron reemplazar la mayoría de sus viñedos Malbec por Merlot.

Regresando nuevamente a 1852, el ingeniero agrónomo francés Michel Aimé Pouget, fue contratado por el presidente Sarmiento para plantar cepas en Mendoza. Aquí los días son mucho más soleados y no presentaba problemas para las variedades como el Malbec. Esta fue la oportunidad perfecta que tuvo el Malbec para encontrar un nuevo hogar para crecer.

Durante los siglos XIX y XX, inmigrantes europeos, provenientes en su mayoría de Italia y España, terminaron en Argentina, incentivando nuevamente el consumo del vino. En 1898, Nicola Catena, un joven inmigrante italiano proveniente de Le Marche, llegó a Argentina con el sueño de tener un viñedo propio, y cumpliendo lo que buscaba, en 1902 plantó su primera viña de Malbec a las orillas del rio Tunuyán, en Mendoza. Es aquí donde la tradición familiar da comienzo, y pasado los años, hacia 1980, Nicolás Catena, hijo de Nicola, decidió elaborar vinos argentinos que pudiesen competir con los mejores vinos del mundo.

Nicolás Catena sabía que Mendoza ofrecía las mejores condiciones para elaborar vinos con Malbec, sin embargo, fue hasta 1990 cuando le pidió a su hija Laura Catena la ayuda para resurgir esta increíble cepa. En 1995, Laura Catena entendió que para elaborar un Malbec de calidad necesitaba contar con la mejor materia prima y por ello, decidió fundar Catena Institute of Wine. En este proyecto se dedicaron al estudio y selección de las mejores plantas de Malbec argentino. Se plantaron 135 cuttings diferentes y luego se seleccionaron las mejores plantas que daban racimos y granos más pequeños, porque éstas ofrecían sabores más intensos y un potencial para producir vinos elegantes.

La familia Catena, decidió plantar sus vides en Gualtallary, a 1500 msnm. A partir de sus estudios, comprendieron que, al cultivar en altura, las vides maduraban de forma diferente debido al clima frio y soleado que se presentaba en el terreno. El clima frio le otorgaba al Malbec una acidez natural, y en consecuencia generaba la frescura, capacidad de añejamiento, concentración y mineralidad. En el Catena Institute of Wine, estudiaron los efectos del sol en altura y descubrieron que, al aumentar la luminosidad, las uvas desarrollaban capas protectoras más gruesas con más taninos. Estos taninos le aportaban al Malbec de altura robustos sabores y potencial de añejamiento.  

La filosofía de vinificación de Nicolás Catena se define como el arte de ensamblaje de fruta que, a pesar de ser de un mismo varietal e incluso de clones idénticos, los diferentes microclimas que se presentan en un mismo terreno, producen perfiles más aromáticos y sabores ampliamente variados. Hoy en día la bodega Catena Zapata es la bodega argentina que más exporta al mundo, y que ha obtenido los mayores puntajes y reconocimientos por los críticos especializados.

Si bien fue un arduo camino para que el Malbec volviera a florecer, el ingenio y persistencia de esta familia hizo que este cambio sucediera. Los estudios realizados y el conocimiento adquirido generación tras generación, hizo que a la familia Catena Zapata se le recociera como los pioneros en elaborar vinos con Malbec. No cabe duda de la calidad de sus productos, y hay que agradecerles por haber elaborado un vino propio y único que resaltara esta increíble historia en una sola botella: Malbec Argentino, el nacimiento, inmigración, muerte y renacimiento del Malbec.

¿Te gusto este artículo?

Artículos relacionados